La Virgen del Socorro en Santiago de Chile. Paradojas de su origen, su milagro y su iconografía (siglos XVII-XVIII)

Josefina Schenke

Resumen


La pequeña figura de la Virgen del Socorro que se venera hasta hoy en el altar mayor de la iglesia de San Francisco de Santiago es reputada como la primera imagen religiosa que llegó a esta capital. Esta escultura fue protagonista de los inicios de la ciudad y concretó el asentamiento de los franciscanos en Santiago de Chile. Se analizará aquí la paradoja esencial anclada en la doble leyenda de su origen y que es común en las imágenes sagradas del cristianismo: Esta escultura habría sido donada en agradecimiento por la aparición milagrosa de su prototipo –la Virgen misma– durante una batalla contra los indios; no obstante, según otras fuentes, una procesión en honor a la escultura habría sido antecedente del mismo milagro. La figura mariana concentró en ella el milagro de la Conquista y contribuyó a instaurar la visualidad cristiana en estos parajes. Ella representó el triunfo español y cristiano sobre los indios en la zona central de Santiago y la consecuente instauración de la ciudad y la apropiación de las élites políticas de la devoción primigenia. Su potencial simbólico fue, además, causa de la polémica apropiación por parte de los franciscanos de un lugar mercedario. Una segunda paradoja fundamental radica en su iconografía, que podría ser la de una María Magdalena al pie del Calvario, protagonizando así una “migración de sentido” común en lugares donde el acceso a imágenes de culto es difícil.


Palabras clave


Santiago de Chile; siglo XVII; siglo XVIII; Virgen María; Nuestra Señora del Socorro; Orden de San Francisco; imagen; culto; prácticas religiosas; catolicismo; iconografía; leyenda

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.